Valdivia.

El día esta lluvioso. entramos por  el norte con dirección a esta hermosa ciudad  tomamos pedro Aguirre cerda y marchamos con nuestro equipo por el barrio llamado las Animas, observamos  algunas  construcciones típicas de la zona casas de maderas árboles, un paisaje muy verde y  agradable. a lo lejos ya divisamos el puente de las animas junto al cementerio alemán bueno lo que queda de el después de la construcción y ampliación de la costanera que bordea las orillas del rió Calle Calle. el puente las animas fue ampliado para permitir el mejor afluente de vehículos turismo y mayor desarrollo de Santa María la Blanca de Valdivia ( su nombre original) fundada por los españoles en el año 1552 quedan aún muchos monumentos que marcan el periodo de colonización entre ellos están los torreones de barro, y las distintas construcciones españolas como lo son los fuertes costeros de Niebla y Corral que nos pueden mostrar y ayudar a remontarnos en el tiempo. dichos fuertes están en perfectas condiciones y los podemos visitar y recorrer con el mejor de los agrados.

Ya cruzamos el puente y tomamos a nuestra derecha la avenida Ramón Picarte son casi las 14:00hrs y la lluvia esta cesando, pasamos frente al coliseo municipal  donde se realizan diferentes actividades tanto deportivas como el conocido festival de los paraguas. destacan el verde del parque municipal rodeado de casas y comercio, la vista es ideal al viaje, invitándonos a continuar. a nuestra derecha vemos una escuela donada por México a esta ciudad escuela que lleva su nombre ,en ella  encontramos el primer torreón de barro  muy bien conservado, seguimos nuestro viaje y doblamos a mano derecha rumbo al río para tomar la costanera, el trafico esta tranquilo y la vista hacia el amplio río es inolvidable este esta muy quieto. El Rió Calle Calle es ideal para la practica de windsurf esquí acuático regatas y todo deporte náutico. entre ellas la pesca deportiva.  divisamos  a lo lejos una regata que surca sus aguas, la vista es increíble una paisaje relajadísimo. tranquilidad por doquier los sauces llorones plantados en la costanera parecen descansar y mecerse a son del arrullo del río. continuamos nuestra marcha, a nuestra izquierda el terminal de buses que recibe a miles de turistas en toda temporada. nos hemos detenido a contemplar tanta belleza natural. nos acercamos a un lugareño quien nos comenta que el arrienda botes por si queremos aventurar río abajo o arriba. le decimos que seria ideal y nos disponemos a la aventura.

Continuara...